Una cosa es la teoría, el conocimiento y las ideas, otra muy diferente es el mundo tangible, el transcurso del tiempo y los procedimientos prácticos, tan distintos que juntos proporcionan la experiencia, el recurso más valioso para sobrevivir ante la caótica realidad.